Marcela Sánchez – Villa Coapa

Quién: Marcela Sánchez

Dónde: Villa Coapa

Qué nos cuenta:

Eran aproximadamente las 12 de la tarde, no llevaba ni un mes en la universidad. Ese día decidí no asistir a clases por simple pereza, sin embargo fui a Ciudad Universitaria a encontrarme con un amigo pues teníamos que ir a tramitar nuestra beca. Horas antes, mientras me bañaba, escuché a lo lejos la alerta sísmica conmemorativa, el esperado simulacro se estaba efectuando. Ya iba rumbo a mi casa platicando con mi amigo cuando regresó el sonido: otra vez la alerta sísmica. Otro simulacro pasó por mi mente, pero rápidamente se quitó cuando sentí movimiento, un fuerte vaivén. Los carros no de detenían, un transformador explotó y parecía que en Avenida del Imán no pasaba nada. Me asusté y mis amigos también, decidimos regresar a C.U. lo más rápido posible antes de que el suceso causara sus efectos secundarios. Cada quién tomó su camino, yo me subí a una combi ruta 95 y toda la gente hablaba de lo ocurrido. Afortunadamente pude llamar a mi madre, ella estaba bien, la llamada a mi padre ya no salió, las líneas se saturaron. El camino fue caótico, gente en las calles, caminando en las avenidas, el radio a todo volumen, de él salían las voces expertas, relatando lo que ocurría en toda la ciudad. Logré llegar a mi casa, mi mamá asustada, mi abuelo no. Me contaron que sintieron que los habían metido a una caja y la hubieran agitado por varios minutos. Ellos eran los más paniqueados por lo vivido el mismo día muchos años atrás​. Yo no.
Desde ese momento le temo a la alerta sísmica, me causa ansiedad.

Desde ese día la ciudad cambió, a pesar de que ya se cumplirá un año los efectos secundarios siguen vigentes.

¿Dónde estaba?