Irving Torres Yllán – Lomas de Chapultepec

¿Quién? Irving Torres Yllán

¿Dónde vive? Centro CDMX

¿Qué nos cuenta?

Día de Función de prensa de la nueva cinta de Darren Aronofsky, «mother!» en la oficinas de Paramount Pictures, noveno piso por Palmas, me encontraba sentado en la recepción esperando que acabara la función anterior para verle. De pronto el movimiento inicio, la recepcionista nos pidió a todos los que estábamos ahí que saliéramos al pasillo y nos recargamos en la pared cercana a los elevadores. Cómo alguna vez ya me había tocado un sismo en ese edificio no me espantó la intensidad ni la duración, ya sabía que por la forma esta construido se movía demasiado y que duraba aún más en parar, por lo que me dediqué a tranquilizar a los que estaban cerca intentando transmitir lo que ya sabia. AL término del mismo me sorprendió ver que a pesar del susto y de todo, la gente de la distribuidora estaba genuinamente preocupada por nosotros, nos hicieron bajar escaleras y situarnos en una zona segura, procurando estar siempre con nosotros en lo que se autorizaba el regreso al edificio. Al retirarme del lugar por medio del twitter y Facebook ya estaba enterado de que en esta ocasión las cosas habían sido peores que lo que suponía, fue cuando el miedo comenzó a apoderarse de mi al pensar en mi casa, vivo en un edificio de 5 pisos que se encuentra al lado de uno de 14, el cual parece se caerá en cualquier momento. En el trayecto de Palmas a unas calles del metro Pino Suárez, donde vivo, lo más impresionante no era el tráfico sino el ver las calles atestadas de personas, ríos de gente caminando en grupos, volteando a ver los edificios, con inseguridad en la mirada, con la incertidumbre de lo que ocurriría. En el trayecto me llegaron a mi celular las primeras imagenes de lo sucedido en casa, una bocina del home theater en el suelo, parte de mi colección de películas desperdigadas por el cuarto. Nada grave. O eso creí hasta que me llego la foto tomada desde mi habitación que miraba el departamento del vecino de la puerta contigua, una pared del otro edificio se había caído y al chocar con el nuestro se había llevado el techo y piso del departamento del quinto piso, quedando parte en el piso del cuarto y atravesando hasta el tercero. Sé que al llegar a casa y subir y ver los daños no lo olvidaré nunca. Ese día descubrí el nombre de varios de los vecinos que tengo desde hace años y que jamás me había tomado la molestia de averiguar. Con ellos sacamos los escombros del departamento del cuarto piso para que no se llevara ese piso por completo y continuara la destrucción… esa noche se armó una improvisada carpa afuera de la Unidad y varios vecinos durmieron ahí. Al paso de los días pude ser testigo de la forma que vecinos de otros edificios de la zona nos ayudaron, nos hicieron una cocina en la calle donde podíamos comer caliente y podíamos debatir que hacer. Ahora sé lo que deben sentir aquellos que reciben donaciones en caso así y han perdido todo. Ese simple gesto me hizo amar aún más mi ciudad y a sus habitantes, sin importar que mañana ya estemos insultandonos al cruzar la calle o ignorándonos todo el tiempo.

¿Dónde estaba?