Tamara Nava – San José Insurgentes

Quién: Tamara Nava

Dónde vive: Sur Poniente

Qué nos cuenta:

Estaba en casa de mi Kaaleb, mi jefe. Aunque es mi jefe somos muy amigos, estábamos en su comedor trabajando, cada quién en su computadora, cuando de pronto Kaaleb me dijo: «Tam, está tamblando, Tam, Tam. Está temblando, Tam!» Lo repetía como perico. Yo tardé en reaccionar, no entendí en un principio y tan sólo me quedé parada y el volvió a gritar. «¡Tam, está temblando!» Fue ahí cuando sentí el jalón. Corrimos al la ruta de evacuación y ahí nos encontramos con el tecnico de AXTEL. Ya era obvio que no nos daría tiempo de bajar. El edificio se movía, pero de pronto se inclinó demasiado, mis piernas se encogieron involuntariamente, como si hiciera sentadillas. Aquello fue como una ola que hizo que se moviera en edificio como en olas, ahí fue cuando me dije a mi misma: Ah, caray, éste es el más feo que sentido y pensé, si ésto dura más, unos segundos más, éste edifico sí se va a caer, de pronto se cayeron, los platos, los vasos y la fuente de adorno que había en la sala… el edificio crujió, y después paró. Bajamos corriendo a la calle, la calle Flamencos de la San José Insurgentes. Fue en ese momento cuando vi a todos en la calle asustados. Había mujeres llorando, abrazadas. Eso sí! Todo el mundo con un celular en la mano. En ese momento agarré de mi jefe del brazo y le dije: Tengo que ir a buscar a mi mamá, necesito ver que esté bien». Llegué en 5 minutos a la casa de mi madre, nunca había manejado tan rápido. Por suerte, ella estaba bien, pero no tenía idea de cientos de personas alrededor de la ciudad no estaban nada bien y ya nunca lo iban a estar.

¿Dónde estaba?