Rebeca López – Veracruz

¿Quién? Rebeca López

¿Dónde vive? Sur del Edo. De Veracruz

¿Qué nos cuenta?

Estaba en mi casa, había decidido que 1:15 pm me bañaría; pero me retrase porque estaba viendo la televisión y haciendo mi maleta porque esa tarde iba a viajar. Así que tome un descanso en la cama mientras veía la televisión tome el celular para revisar twitter y así fue como vi la alerta de skyalert. No lo podía creer, porque como semanas atrás había temblado yo seguía con el estrés de que el piso se me movía cada segundo de mis días. Hasta que me mandaron un mensaje de que estaba temblando realmente, yo aun no percibía el movimiento, o no quería percibirlo. Estaba sin zapatos, así que solo agarre los primeros que vi  y salí de mi casa con mi cartera y llaves en la mano; los vecinos ya estaban afuera y tampoco podían creer que estaba temblando. Todo lo anterior en tan solo unos segundos.

Realmente en esta parte del país se sintió menos que el del 7 de septiembre (Golfo de Tehuantepec), pero uno ya está ciscado. El sismo del Golfo de Tehuantepec me dejo muy mal, hasta el momento tengo miedo a dormir con la luz apagada e inconscientemente por las noches pienso que va a sonar Skyalert y tengo que salir de la casa. Pero bueno, el sismo de Puebla, me hizo creer que como humanidad no somos nada, me preocupe mucho por el planeta que le voy a dejar a futuras generaciones, un planeta que está reclamando todo lo que le hemos hecho. Igual pensé que solo a los Aztecas se les pudo ocurrir la idea de construir sobre un lago, fue una mala idea. Me preocupe mucho por mis amigos que viven en CDMX y en Puebla, trate de contactarlos pero no había líneas, así que no me quedo de otra más que esperar y confiar en que estaban bien.

Estas situaciones han hecho que nos acerquemos más entre vecinos, amigos y familia, porque todos hemos estado al pendiente de los demás.

Me entristece que tenga que sacudirnos la tierra para hacernos reaccionar en tantas cosas, porque vivimos muy ensimismados. Pero bueno, es un gran aprendizaje el que te dejan situaciones como estas, realmente espero que nunca olvidemos ser solidarios y humanos con todos, porque de eso también se trata la vida.

Y pues, ya no viaje a ningún lado; me quede con miedo en mi casa. Al día de hoy (aunque no perdí nada material) siento que apenas comienzo a recuperar el ritmo que tenía mi vida antes de ambos sismos. Y sí para mí es difícil, no puedo imaginar siquiera la devastación que deben sentir otras personas que tuvieron pérdidas.

¿Dónde estabas?