Minerva – Puebla

Quién: Minerva

Dónde vive: Ciudad de Puebla

Qué nos cuenta:

Vivo en una unidad habitacional construida en 1986, mi departamento está en el tercer piso, mis padres viven a una calle en la planta baja. Mi rutina de mamá y ama de casa transcurre en estas calles donde están las escuelas de mis hijos y los comercios. Como casi todos los días, a las 12 recogí a los niños del kínder y fui a esperar la salida de la de la primaria a casa de mi mamá. Martes y jueves se queda a entrenar básquet y sale a las 2:15 pero yo paso por su escuela a la 1 en caso de que se suspenda el entrenamiento. Como no salió, fui a hacer unos mandados que me encargó mi mamá, ya estaba de regreso en casa y mis hijos peleaban por su turno en la tablet cuando comenzó el temblor. Mi mamá tomó a mi niña y yo cargué al niño, ambas tranquilas para no asustarlos, todos los vecinos salían corriendo, todo tronaba, se oían vidrios quebrándose, yo me lleve al niño a recoger a la mayor a la escuela, mi mamá se quedó abrazando a una vecina sin soltar la mano de mi otra hija. Aun no paraba de moverse todo cuando llegué a la escuela (mamás y papás corriendo, llorando). Los maestros habían concentrado a las niñas en la cancha y estaban pendientes de ver que se fueran con gente de confianza. Ahí estaba mi niña abrazando a su mejor amiga que no dejaba de llorar y no la dejamos hasta que llegó su tío. Con calma regresamos y nos parecía estar en una película, tanta gente afuera, preguntándose cómo estaban… Lo siguiente fue no poderse comunicar (bendito WhatsApp) Poco a poco fuimos sabiendo de los nuestros, los que estaban en la universidad llegaron y empezamos a ver el horror por la TV, una tía nos contó sobre 2 mujeres que vio morir en el centro frente a donde trabaja… No comí en 2 días, me tragué el miedo por mis hijos y el jueves exploté en llanto. Mi casa tiene daños menores y las goteras que llevan un par de años urgen por ser reparada y hoy, a una semana, mi mamá y yo por fin pudimos hablar de lo que sentimos, nos hacía mucha falta reconocer que tenemos miedo.

¿Dónde estaba?