Gloria Serr Ch – Zacatenco

¿Quién? Gloria Serr Ch

¿Dónde vive? Tlalnepantla

¿Qué nos cuenta?

Ese día había salido temprano de la escuela, a las 12:30. Le ofrecí a una amiga llevarla al metro pero me dijo que debía esperar hasta la 1 para preguntar unas dudas a un maestro así que la espere. A la 1 fue a preguntar y decidió quedarse en la escuela, yo le dije que estaba bien y fui hacia mi auto. Ese día mi ruta iba a ser hacia Manuel González ya que iba a ver a mi novio. Encendí el auto como siempre y salí de la escuela al rededor de la 1:13, me detuve en el retorno para irme hacia torres lindavista (mi escuela está en av. miguel bernard por Zacatenco), tenía el rojo. De pronto un auto se para atrás de mi y me toca el claxon, molesta pensé «está loco, no me voy a pasar el alto», voltee a ver y vi que eran unos compañeros entonces me causó gracia; una moto se detuvo a lado de mi. A la 1:15 escuché a lo lejos «alerta sísismica» pensé que por el día era otro simulacro entonces voltee a ver al chavo de la moto y me dijo muy calmado «está temblando, tranquila». De pronto sentí como si mi auto estuviera en el mar, se movía deuna forma horrible. Mis amigos del auto de atrás se bajaron para ir conmigo y calmarme, la barda de a lado de mi escuela se cayó, todos los autos se detuvieron, una familia corría para abrazarse y rezar, fue como si el tiempo se parara por un instante. Recuerdo haber abrazado a mi amiga y decirle «mi familia, mi novio, no me puedo comunicar con ellos»; estoy segura de que lloré. Me subí al auto temblando del miedo sin saber como había sido todo realmente, no tenía señal, no tenía radio, no tenía nada. Mientras manejaba veía a toda la gente afuera, abrazados, llorando, intentando llamar. Vi como caían pequeñas partes de algunos edificios. Ningún semáforo servía y todos intentaban atravesarse. Para cruzar hacia eje central todo estaba cerrado, no sabía el porque: «avance, luego toma la foto» repetían los policías, al voltear vi un trailer con un espectacular encima; mis nervios se dispararon y volví a llorar. Llegue después de mucho tiempo y tener que dejar el auto muy lejos a casa de mi novio, suní hasta su 4 piso y toqué desesperada esperando que estuviera bien, lo abracé, le dije que me alegraba que estuviera bien y que me tenía que ir a mi casa. Me fui no pasando de 10km/h, veía los edificios de Tlatelolco y la histeria de la gente. Ese día aprendí a manejar. Después de dos horas y extrema paciencia y preocupación llegué a mi casa. El jueves decidí ir a ayudar, tuve la fortuna de estar en la roma y condesa repartiendo agua, pasando polines y consiguiendo medicina, en la brigada «1-D» asistí a Chimalpopoca y a pesar de no haber movido escombro esa noche no pude dormir. Hoy en día cualquier ruido me altera, el mínimo movimiento me asusta y las noches son lo peor.

¿Dónde estaba?