Esperanza – Nueva Oriental Coapa

¿Quién? Esperanza

¿Dónde vive? Sur

¿Qué nos cuenta?

Hoy!tengo tantos sentimientos encontrados, después de 5  días de estar dormitando, corriendo, subiendo y bajando escaleras , viendo tanta tragedia, sintiendo tanto miedo, escuchando tanta tristeza, de verdad el estar tan cerca de la muerte me ha cambiado la vida por completo, creo q no hay nada peor que ver sufrir a un niño, sentir su angustia, su miedo, sin entender nada, preguntándose por que le pasó esto a el, un ser tan pequeño e inocente. No tengo palabras para describir lo q vi y lo q vivi el martes en el colegio Rebsamen y aunque se que me va a costar mucho tiempo y terapia superarlo, no me arrepiento en lo más mínimo de correr al Rebsamen desp de escuchar que se había caído, no lo pensé corrí a ayudar, con mis conocimientos en primeros auxilios pensé que podía servir de algo y así fue llegue en un momento de caos extremo, los papis se empujaban por entrar por sus hijos, los niños por salir de su escuela que se caía a pedazos, por un segundo entre shock al ver lo que estaba viendo, pero los gritos de los niños atrapados enseguida me regresaron a la realidad me acerque hasta donde un grupo de hombres trataban de levantar las lozas y comenzaron a salir los primeros niños, no había ninguna autoridad, éramos puros civiles empecé a tratar de armar filas para sacar el escombro, cuando entonces llegaron los topos y pusieron mas orden, los niños seguían saliendo de los escombros que poco a poco iban moviendo y ahí llegaron doctores que empezaban a gritar y a buscar a mas personas con conocimientos médicos, yo no se mucho pero me ofrecí y ahí  empezó todo, los niños salían algunos muy lastimados, otros desgraciadamente sin vida, la doctora me gritaba que consiguiera medicamentos y salí corriendo a la calle de rancho tamboreo en busca de ellos, no se cuanto tiempo paso, entre tanto grito e incertidumbre, papás que se me acercaban preguntando si había visto a un niño con determinadas características y yo pidiéndoles calma y fe, fue entonces cuando llego la policía federal que se unió al trabajo de la sociedad civil y topos que ya existía, mientras tanto llegaron ambulancias, mas médicos y a mi no se me permitió reingresar al patio de la escuela, así que supuse que la doctora ya tenía la medicina necesaria, entonces busque otro medio para ayudar y termine en uno de los módulos médicos en la calle donde empezaron a llegar sabanas, medicina, productos de curación etc, corría para todos lados cuando vi correr a la doctora buscando más adrenalina entonces me vio y con una mirada me uní en su búsqueda, llegaba apenas una ambulancia que interceptamos entre las dos y bajaron rápidamente con una camilla y su botiquín, corrimos y de nuevo me encontraba en el patio ayudando a los niños y ahí todo volvió a dar un giro, la marina llegó y creó tal conmoción y desorden al querer tomar el control de la tragedia, que saco a mucha gente, se pararon las labores, la gente se negaba a dejar a los niños, los federales tampoco y la verdad que se perdió demasiado tiempo, tiempo traducido en vidas, nos sacaron a casi todos y estando a fuera empezaron a crear en las cocheras de los vecinos pequeños centros de atención medica para los rescatados y de nuevo para la tarde noche me reencontré con Paz la doctora de unas hrs antes que al reconocerme, me dio el papel de su mano derecha y me dijo vamos a entrar no te despegues de mi y pilas para todo lo que te pida. ¿Vamos a entrar? Supuse que al patio en donde la conocí pero no, los marinos para esa hr de la noche ya habían abierto un hueco en la pared para entrar al patio trasero donde estaban las escaleras colapsadas, subimos unas escaleras improvisadas, y bajamos tomadas de unas cuerdas, ya se habían montado pequeñas mesas con todo lo necesario para recibir a los peques pero ahí mientras esperaba instrucciones empece a ver a mi alrededor mochilas, loncheras, juguetes, cuadernos, zapatos. Tenía ganas de salir corriendo pero mi compromiso con la doctora era inquebrantable, entonces los topos gritan aquí hay vida, Paz, la doctora, me dice corre al modulo por soluciones y una lista de medicamentos que solo había escuchado en Doctor House, así que corrí pasando por las cuerdas, la escalera y los cientos de personas y marinos que estaban intentando sacar por la parte de enfrente a mas niños, cuando regresé la doctora no estaba y es que con tan poca luz y yo sin lentes me era casi imposible identificarla, cuando estaba apunto de regresarme, la vi, corrí pero me detuvo uno de los gritos no se si de un marino, topo o federal diciéndonos que el área ya no era segura, teniamos que desalojar y solamente los medicos especialistas podían quedarse así que le dí a Paz la bolsa que me pidió, le dije que tuviera cuidado y abandone la instalaciones de la escuela con miedo y con tristeza a la vez de dejarla ahí adentro sola, pero tmb había q pensar en mi seguridad, tengo una hija y soy su pilar. Salí de ahí y no supe de Paz muchas hrs después, mientras empezábamos a organizar listas, de desaparecidos, rescatados, en hospitales etc y empezó otra pesadilla, había un grupo que ya tenía avanzada la lista del otro lado donde me encontraba, así que fui por ella para ver lo q tenían ellos de ese lado y lo q teníamos nosotros del otro. Cuando hice la lista de fallecidos y viendo a tanto medio fuera de control, guarde la hoja en mi pecho cerquita del corazón. Los papás llegaban y me pedían información de sus hijos, no estaban en hospitales, ni en lista de desaparecidos, entonces tenía q sacar la lista y pedir que no estuviera ahí su hijo y q tuviera un poco mas de esperanza, pero dos veces no fue así, dos veces vi los nombres en la lista y fue terrible tener que darles la noticia, su cara devastada, tratando de mantenerse de pie, gritando, diciéndome si estaba totalmente segura, si lo había visto, y no, no podía estar 100 % segura ya que era información de Marina entendía perfectamente su sentir, pero trataba de hacerme fuerte y darles un abrazo. Pasaron cerca de dos horas cuando regreso Paz, la habían metido de topo, ya qué ninguno lograba entrar por el pequeño hueco en donde se encontraban dos niños atrapados, mal heridos, débiles pero vivos. La doctora les logró pasar luz y oxigeno para que resistieran, después de contarme todo lo que hizo, me pidió que me fuera a descansar por que mañana me necesitaba desde temprano. Por supuesto no pude dormir y sigo sin hacerlo, las imágenes vienen a mi mente, el saber q estas durmiendo mientras otros trabajan, no pude. Pasaron las hrs y empezamos de nuevo, el día miércoles llegaron varias brigadas y la doc con la que estaba entrábamos y salíamos del edificio, pidieron que estuviéramos alerta y eso aumentaba mi fe, había esperanzas, yo me volví la mensajera entre los doctores adentro y el modulo de médico que se había montado a fuera, iba y venía por lo cual también las brigadas me pedían buscar herramientas y todo lo iba pidiendo a travez de redes sociales, la verdad es que no supe de donde, quien o por que nació la noticia de Frida Sofía y supongo que fue un teléfono descompuesto debido al manejo de información al cual nos tenía amarrados la marina, Frida sofia no existió nunca saco una manita para comunicarse, a dentro del lado donde se supone que estaba, nunca existió. por que corrió la noticia no lose, por que la marina nos engaño de esa forma tampoco, sin embargo del otro lado si había una niña y 4 mas pero nunca supe nombres, se les paso oxigeno y una lampara para comunicarse, las labores no paraban, los topos no paraban, los perritos tampoco, entraron brigadas de Alemania, de estados unidos, mexicanos pero era dificilísimo llegar a estos niños se mantenían con vida y todos estábamos con fe y listos para recibirlos, pasaban y pasaban las horas y nada, localizaban a otros pero ellos nada, la madrugada del jueves hubo un pequeño derrumbe de 40 cm donde fue imposible el rescate de dos de ellos pero seguía la fe por los otros.En la mañana cuando daba mi recorrido habitual vii como desde a dentro venía corriendo hacía mi una enfermera con uniforme antiguo como los de los años 40’s blusa azul cielo y un delantal blanco largo hasta abajo de la rodilla con su gorrito blanco ¡soluciones! me gritaba ¡varias soluciones! mi corazón latía eso era bueno, corrimos hasta el modulo y mis compañeros nos abastecieron de soluciones, solo había un problema estaban frías las manteníamos en hielo, ella desesperada me decía calientes calientes, y nosotros sin luz, sin gas. Tome una hielera y me la lleve a buscar mas lejos a vecinos que nos ayudaran a calentarlas, encontré a una señora qué me ayudo y después de tener todas calientes salí corriendo hasta la escuela, habían sacado alguien? Ya estaban cerca? Mi corazón al 1000, mis piernas como en maratón y entre al edificio, les di a las enfermeras las soluciones pero todavía nada, nadaaa’ estamos cerca solo me decían. Regrese a mi lugar y las horas pasaban, pedían medicamentos, q nos mantuviéramos todos alerta, pero nada, me fui a descansar y entonces empezaron los rumores, se acabo va a entrar la maquinaria. De nuevo de donde salió, no lo se, pero era mentira, las familias, la gente se empezó a organizar para detenerlas por el lado de acoxpa y nos encerraron, sin salir y sin entrar mientras organizaban a la gente a fuera,  yo decía vía whats y redss que nunca se ha dejado de buscar, nunca hubo orden de demolición, no sabía de donde se sacaba tanta info falsa, pero definitivamente no ayudaba. Me fui a dormir cerca de las 4 am y cuando volví por la mañana del viernes me dieron la noticia 2 niños 7 y 12 años rescatados. Uffff! Esperanza, emoción. Después de varias hrs nos dijeron ¡se acabo! la marina salió a decir q ya no había esperanza de vida, todos no sabíamos q decir o como reaccionar, nada nos abrazamos y desp de un par d hrs nos dimos cuenta que los rescatistas habían traído perros de nuevo y pidieron soluciones, no cuadraba nada y desde ahí nada cuadro, los médicos decían q había vida, marinos que no, topos q si, otros q no, pero estábamos pendientes, horas y horas pasaron,por primera vez me fui a casa con luz del sol pero seguíamos pidiendo cosas por redes, los topos seguían ahí y había q ayudarlos. Llego el sábado y volvió a temblar regrese lo más rápido que pude al centro y cuando llegue todo era tristeza, el hueco que habían hecho los topos por el cual entraban y salían se vino abajo pero ellos escucharon ruidos y empezaron las labores por otro lado para saber de donde provenían pero nada, ninguna noticia, solo que ellos siguen trabajando sin darse por vencidos, cansados al extremo pero sin perder la fe y mientras ellos no la pierdan, nosotros tampoco. Esos niños, esos papás, esos esposos, hermanos, se volvieron mi familia. Así que hoy domingo mi fe sigue aquí, mis fuerzas siguen hasta que el ultimo perro deje de olfatear y el último topo salga de ese hueco y diga. Se terminó.

De verdad graciass gracias a todos los que me han ayudado difundiendo, que llevaron cosas, comida, que me fueron a visitar, mandándome mensajes, llamadas uffff!! No saben la fuerza que me transmiten. Somos Grandes gente, somos grandes, somos capaces de todo, de todo lo que nos propongamos ¡UNIDOS! Que no se nos olvide. ¡TODOS SOMOS UNO!

Gracias, los quiero mucho.

¿Dónde estaba?