Eduardo Vela Contreras – Nezahualcóyotl

¿Quién? Eduardo Vela Contreras

¿Dónde vive? Nezahualcóyotl, Zona Norte

¿Qué nos cuenta?

Terremoto 19 de septiembre de 2017.

Por Eduardo Cela Contreras.

 

Era el martes 19 de septiembre de 2017, mi conyuge sabina Saavedra y yo vivimos en la colonia Bosques de Aragon, ciudad nezahualcoyotl zona norte, eran las 12:00 cuando salimos a almorzar al tianguis de la campestre guadalupana pasando el puente del metro nezahualcoyotl línea b, como es costumbre cada martes vamos al tianguis a ver y comprar chacharas y antiguedades, ese medio dia decidimos almorzar un guisadito acompañado de arroz y una agüita en compañía de una platica amena de un comensal maestro de primaria en ese puesto de comida. Platicábamos sobre la historia del terremoto de 1985, vivencias, problemas, sucesos, daños, etc. de aquel año de 1985; al terminar de almorzar sabina y yo emprendimos la marcha a recorrer el tianguis, cuando de repente en la esquina de la avenida torres y calle 23 observe que la gente empezó a correr y gritar, de repente me sentí mareado como si la presión se me bajara siendo que no padezco de hiper o baja presión, luego luego intuí que estaba temblando y le comente a sabina quien iba a mi lado, ella no me creyó pues las bocinas de la alarma sísmica no sonaron, en esa zona no hay bocinas con alerta sísmica. Sabina empezó a ponerse blanca de miedo y quería llevarla a un lugar seguro lejos de postes, cables y construcciones que pudiesen caernos, decidí llevarla al camellón de la avenida pero los autos pasaban muy rápidos por lo que no fue posible, de repente el sismo se vino mas fuerte, a lado de sabina había un sillón de sala que vendían los comerciantes, ella se sentó y yo seguí de pie tomando su mano en todo momento, un comerciante agarrando su mercancía que se caía dijo: siéntese señito; el terror y el pánico no se hizo esperar , las mujeres gritaban aterradas, unos oraban, muchos corrían, algunos se sentaban en el piso, otros agarraban su mercancía que se caía. Yo no tenia miedo en ese momento, solo observaba y analizaba el momento, a mis 44 años de vida he pasado por muchos temblores y terremotos en esta ciudad de México, yo viví el de 1985 a mis 12 años de edad en la secundaria diurna republica socialista de Rumania 164, y vi esos trágicos sucesos. Ya estaba acostumbrado, solo me preocupaba que algo nos cayera encima, la luz se fue en ese momento, los cables se movían de un lado para otro, a 5 metros de distancia estaba un poste en la esquina, ese me preocupaba que nos cayera pero gracias a dios no sucedió, también había una casa de 3 pisos que sacaba polvo en el choque con la construcción de a lado, todo tronaba, el piso se movió en un inicio 3 segundo de arriba hacia abajo (trepidatorio) y luego después en círculos (osilatorio) después de 20 segundos se hizo intenso por lo que me seminque en el piso alado del sillón y Sabina. Se escuchó un fuerte trancáso como si hubiera caído un poste o transformador en alguna calle cercana, los carros seguían su movimiento mas lento, fue cuando decidí sacar mi celular y grabar el momento. Irónico pues en mi Facebook había puesto en mi muro que nadie en los temblores se sacaba video o selfies, yo lo hice. Al ir grabando y debido a mi dislexia tragisbersé algunas palabras, no era fácil pues aún se sacudía todo, calcule un grado 6.8 richter con duración de 1:20 minutos, menor al de 1985. Sentí este terremoto menos fuerte y duradero que al que habíamos pasado el 11 de septiembre a las 23:45 pm, ese por 10 segundos sentí miedo, pues casi le llego al de 1985 y sentía que iba a ser trágico como aquel año y gracias a dios no fue asi. El terremoto empezó aminorar, algunas mujeres seguían llorando, fue entonces que veía la mirada de terror de todos, hasta de sabina a la que le dije: no temas ya paso, ella estaba blanca y asustada, como una pequeñita de brazos. Le dije nuevamente no pasó nada, para ser más fuerte o reír del momento le dije mira cómo están los demás con sus ojitos de huevito cocido, y así fue, las mamas empezaron a correr por sus hijos de los colegios, algunas llorando, los tianguistas empezaron poco a poco a recoger su mercancía para irse a sus casas, algunos en ese momento comentaban unos con otros lo sucedido para sacar ese miedo o espanto, afortunadamente en esa zona nadie salió dañada, solo el susto. Le agradecimos al tianguista que nos presto su sillón para sabina y decidimos caminar a ver que alcanzábamos del tianguis, aun con mi reserva de mucha precausion de que fuera a caer algo, la gente estaba muy nerviosa y chocaban unos contra otros. Muchos embobados como zoombies, otros reían para sacar también el espanto, los tianguistas que traían radio luego luego los encendieron para oír noticias, caminamos por el tianguis oyendo versiones de que un edificio por el centro había caído, no lo creíamos, más y más puestos recogían sus mercancías para retirarse a sus casas. Llegamos a un puesto que me vende camisas y la señora mayor estaba aterrada, decidimos platicar con ella para sacarle el susto, nos comentó que se había pegado en su brazo pero que ya no le dolía, estaba preocupada por su casa y familia que venía de Chalco, vimos que corría gente sobre la avenida y oímos que un poste había caído, le dijimos a la señora de las camisas que no se preocupara que todo estaba bien, sus familiares llegaron a se tranquilizó la señora. Decidimos seguir por el tianguis hasta llegar con lupita, lupita es otra señora que vende cositas para mantenerse y da servicio de baño en su casa, hay platicamos de lo sucedido, que ella se inco en el piso y decidió rezar en voz alta, algunos le siguieron, otros les daba risa, su muro se descarapelo un poco pero no se cayo, lupita estaba tranquila dijo que estaba en paz con dios y que cuando dios la llamara ella estaba lista, lo mismo le confirme yo. Yo sin señal de internet, telefonía, etc. no sabía lo sucedido en la cdmx, pasamos 30 minutos después del temblor cuando ya el tianguis estaba casi vacío, Lupita menciono que este terremoto estaba fuerte como el de 1985, yo le dije a Sabina y a Lupita en forma de broma que no, que un terremoto sin sangre no era terremoto. Después me arrepentiría de lo dicho pues no sé como entro la señal que nadie tenía, sonó mi celular, mi tía de Uruapan Michoacán me pregunto si estaba bien, que muchos edificios se habían caído por el centro, le dije que todo bien que en esa zona no sucedió nada. Aun pensé que era broma cuando recibí otra llamada de una amiga de monterrey, llorando me preguntaba que edificios se habían caído, pues ella tiene familiares en la roma, trate de tranquilizarla y le dije que solo había escuchado de un edificio caído en viaducto. Sentí algo de preocupación por mi casa y mis huéspedes que decidimos irnos a ver que paso, nos despedimos de Lupita y regresamos a casa. Para poder cruzar la avenida de las torres tuvimos que pasar con mucha precaución, mucho tráfico de la nada y todos nerviosos, pudimos irnos en el coche y pasamos sobre el puente del metro Nezahualcoyotl, observe estaba levantado la carpeta asfáltica en 2 juntas de dilatación del puente; muchos negocios ya cerraban y todas las calles igual de destrozadas y fracturadas por el sismo del 11/9/2017, llegamos a casa y los huéspedes espantados nuevamente, mi sala estaba toda revuelta, mi piano del siglo XX se había caído, cajas y objetos, no había electricidad, internet, etc. Tuvimos nuevamente que improvisar como el 11/9)2017 esa tarde noche, velas en pasillos, baños, escaleras, recamaras y jardín, sacamos agua de la cisterna para los baños pues agua si había, nunca falto pero no había electricidad ni voltaje para subir agua al tinaco, así estuvimos 2 a 3 días. El 20 de septiembre me desperté temprano para comprar todos los periódicos y esa mañana vi todo el desastre, fue entonces que sentí algo de miedo del terremoto, ver nuevamente la sangre de inocentes caídos en edificios hechos con tanta corrupción, muchos niveles de pisos, malos materiales, construcciones en zonas de alto riesgo sísmico del 85, ingenieros, inmobiliarias y autoridades corruptas que permitieron todo esto, la maldita corrupción nuevamente masacro a tanta gente inocente. Después descubriría que no sonó la alarma sísmica antes del terremoto, si no que la activaron durante el terremoto ya que el lugar de origen fue entre Puebla y Morelos una falla geológica y no choque de placas o la falla de San Andres, esta vez fue el eje volcánico que atraviesa la República Mexicana, Popocatepetl estaba en fase roja. Un terremoto nunca antes visto tan cercas y en el interior de México, al paso de los días tuve que mantenerme fuerte con Sabina y los huéspedes , ya que como dueño cargo con mucha responsabilidad en los servicios de todos, cuando todo se normalizo fue cuando empecé a tener mal del sueño, dormía pero no descansaba o dormía poco, estuve de malas aguantándome todas las quejas de todos, como trompo chillador acarreando agua, prender velas, etc. Estuve al límite pero tuve que ser fuerte esos días, Sabina se recuperó al 2º día, no comía, blanca y con insomnio. Cuando hubo electricidad pude ver nuevamente en la televisión la gran solidaridad del pueblo mexicano, ejército y extranjeros, todos unidos sacando sobrevivientes, escombros, etc. Aunque observe esa negligencia de las malas construcciones, el caso del Frida como el de Monchito del 85, la falta de viveres que ante una contingencia tan fuerte no llega rápido la ayuda, aún nos falta mucho por aprender y prepararnos como en japon para responder rápidamente ante sucesos trágicos como este y evitar la corrupción con nuevas reglas para que no muera mas gente. ESTA ES MI HISTORIA , ESTO SOMOS, ESTO SEREMOS, FUERZA MEXICO.

¿Dónde estaba?