Eduardo N. – Tulum, Quintana Roo

¿Quién? Eduardo Noriega

¿Dónde vive?

¿Qué nos cuenta?

Vivo en «el paraiso». Ultimamente nos preocupan los huracanes mas que nada, despues de haber visto todo lo que Harvey e Irma dejaron tras su paso, es como un mounstruo al que todavia no le tocan la musica para que salga. Acababa de platicar con mi esposa, que no es Mexicana, que tenia 32 anos de el temblor del 85. Tenia… creo que 10 anos. Tengo que hacer cuentas … Entre a mi oficina, me sente en un mi computadora senti y mi telefono vibrar. Era un mensaje de un chat familiar con mis hermanas y mi papa, literal a menos de un minuto de haber terminado de hablar del temblor con mi esposa y vi un mensaje de mi hermana: «Acaba de temblar. Estan bien?» Me rei una sonrisa a medias… pensando que, si bien, sonaba chistoso, no era el dia de hacer esas «bromitas». Sin pensarlo, use la combinacion de teclas en el teclado para cambiar de ventana en la compu, a Facebook. Y literalmente, se abrieron las puertas! Todos los mensajes tenian que ver con el temblor. Amigos de la escuela que conozco desde la primaria, vecinos que tiene 20 anos que no veo. Todos turnandose partes de la misma cancion: «Terremoto, fuertisimo, horrible. Que miedo, todos bien? No hay luz. Estamos en la calle… Si ven a mi mama, estamos bien.» Incredulo. Sentado, a miles de kilometros, en una esquina de la oficina. Solo refrescando la pantalla. Se leia miedo. Angustia de la gente. Todos checando si amigos y familiares estaban bien. Le conteste a mi hermana, tratando de … ponerle buena cara a todo: «Jaja, si vi… en el DF, no? Aca todo bien. Ya sabiendo la respuesta, aun asi le pregunte. «Fuerte?» No se cuando, una de las personas en mi oficina dijo … temblo en Puebla. «Si …» Todos callados. «Tambien en Oaxaca…» dijo otro … «Y en el DF …» El trabajo paro. En menos de dos minutos … eramos una redaccion de algun periodico. «Hay edificios danados» … «que parece que si, que hay reportes que … que algo se cayo.» Alguien paro el tren con un comentario… «A su madre…» Todos fuimos a su lugar y nos acomodamos a ver la pantallita. Se veia una toma, sin sonido, tambaleante. Amateur. Un edificio en el centro de la toma. En un momento, parado… y un segundo despues, completo, se cayo! No mames! No mames! No mames …. todos reaccionamos. Caras de susto. Bocas abiertas. Manos en las caras … Es real? Es hoy ? Hoy no puede ser. Hoy es el aniversario … hoy no puede, no? Como que HOY? La tarde se fue llenando de videos mas y mas espeluznantes. Y yo ? Sentadote. Hasta aca. En el paraiso. Mi papa, se reporta. Esta en el aeropuerto. Esta todo cerrado. Los estan evacuando. Cree que no se va a subir al avion. Nos mantiene informados. Recuerdo que venia en trayecto para aca, y el temblor lo agarro en el aeropuerto. Llegan fotos, una grieta enorme cerca del aeropuerto. Y yo? Sentadote, en el paraiso. No … algo se puede hacer. Y que me acuerdo: «Manana vuelo al DF…» Mi papa venia a quedarse en mi casa, para cuidar a mi mascota. Tengo un viaje planeado y me toca volar al DF al dia siguiente en la tarde. Sin pensarlo, sin decirle a nadie y sin preguntar, lo decidi en tres segundos: Voy al DF, pero no en la tarde-noche. Temprano, a ver con que ayudo. Me puse a pensar, que necesitan ? Hay reportes de derrumbes. Lo primero que recorde, fueron a «Los Topos». Me acorde tener 10 anios en el 85 y llevar agua y vivieres a los albergues. Vivian en carpas. Me acuerdo nunca antes, hasta esa fecha, saber que significaba o que la palabra ‘viveres’, existia. Vi una publicacion en Facebook: «Derrumbe en tal por cual, muy peligroso, muertos probables. Necesitan cascos, palas, mascarillas» Agarre mis llaves y me sali. Fui a la ferreteria y compre palas, una caja de mascarillas, cascos, cuerdas. Varios pares de guantes. Me probe el caso, y los guantes. Y fue ahi que me pregunte: «Cuanto puedo llevar en el avion?» Chin! 15 kilos? o cuanto era? Lo que sea, pague por lo que habia agarrado. Y me fui a mi casa. Era un viaje ya planeado, pero no para en la manana, asi que la empacada fue apresurada. No le dije a nadie que iba a ir a ayudar a la gente atrapada. A nadie. Luego luego pense que me iban a poner peros. O que la gente iba a tener su opinion de que si es bueno o que si no, o que si me quiero hacer el heroe … asi que no comente nada. A nadie. En la noche, se me ocurrio que a lo mejor alguien mas querria mandar algo. Ya se estaban armando los centros de acopio. Puse una publicacion diciendo que si alguien queria mandar algo al DF, me iba al dia siguiente. Al dia siguiente, llegue al aeropuerto con mis palas amarradas con cartones y mi equipaje para mis ‘vacaciones’, relleno con mascarillas, cascos, guantes, cuerdas. Dije en el mostrador que queria cambiar mi vuelo al siguiente disponible y me mandaron al mostrador de la chica que hace los cambios. «Uy joven, esta lleno ese vuelo. Todos estan llenos. Se tiene que esperar a su vuelo». Hice el calculo y eran ocho horas. Odie a esa aerolinea y su actitud de no querer ayudar. Aun asi, no hice escandalo. Si me decepciono, pero pues me dice la chica «Es que ese vuelo se lleno con brigadistas que van al DF a ayudar». Bueno, minimo ya alguien va para alla. Ya ni hablar. Ocho horas! Que hago en 8 horas? Fui a preguntar si podia dejarles mis cosas ahi en el mostrador. Me pregunto la chica que si me hicieron el cambio. Y no dije nada. O… no se que dije sinceramente, pero me dijo la chica: «A ver … esperese». La vi de lejos, hablando con otra persona mas grande, de canas, el jefe del grupo, alcance a oir muy levemente… «El senor… DF … mas tarde … tenian ocho pero solo son cinco …» Apunto con su dedo a mis palas, envueltas en carton. Vieron mi cara. Vieron las palas otra vez. Y lei sus labios, moviendose sin sonido: «Como chingados no? A ver … esperate» Una llamada a una tal Lupita, tres minutos mas tarde, habian cambiado mi reservacion mis «maletas» estaban documentadas. (Incluyendo mi «mascota» en forma de pala). Y me dijeron «Corrale senor, que ya se fueron a empezar el abordaje». Nunca habia visto cuellos mas flexibles en un grupo de pasajeros que los que vi ese dia, sentado en la parte de atras de ese vuelo. Nunca. Todos viendo a la ventana. Y yo, que siempre quiero ver a la ventana, viendo a la gente que quiere ver que paso… sin querer ver algo que … probablemente no quiero ver. Pero bueno … Recogi mis cosas de la banda y dos o tres personas notaron la forma rara de mi «maleta». Sali del aeropuerto al otro lado despues de dejar mis maletas «reales», pare un taxi y le dije a lo mas cerca que me pueda llevar a la Avenida Alvaro Obregon. Apenas ahi, vi que en mi cartera, solo traia 80 pesos. Me baje del taxi cuando el trafico estaba que ya no avanzaba. Me dijo el taxista que era porque adelante estaba un edificio derrumbado. El taximetro estaba en 68 pesos. Le di los 80 al taxista y le desee suerte saliendo del embotellamiento. Me agarre mis cosas, y empeze a caminar. Fue muy raro. Habia gente haciendo cosas normales. Comiendo sushi. Tomando cafe en Starbucks. Tiendas de ropa, tenian vidrios estrellados, con los maniquies en el piso y lamparas repartidas por todos lados. Gente tomando cafe en la misma plazita donde habia tiendas todas fuera de orden y con todo caido. Segui caminando hasta que llegue a donde empeze a ver gente con cascos. Gente con herramienta de construccion. Picos, palas. Todos caminando en una direccion. Ya era tardezon y la luz se veia que no iba a durar mucho mas cuando llegue a un lugar donde habia mucha gente. Formada en lineas. Todos con cascos, guantes y palas. Todos risa y risa. Pero risas nerviosas. Segui caminando. Llegue a donde estaba un ‘centro de control’, o algo parecido. Estaba tradando de entender el proceso cuando dos personas enfrente de mi, dijeron: ‘Hey!’ … y subieron un puno cerrado al aire, tipo Black Panthers! Todos se callaron. Se fue recorriendo el puno en el aire como si fuera la ola en el Azteca. Cuando les llegaba, la gente paraba a media palabra.. a media risa. En todas las caras, se veia el entendimiento. La realidad se les quedaba grabada en las cejas, en silencio. Probablemente estabamos muy lejos para interferir … pero todos se callaban. Ahi fue donde supe que: TODO. VA. A ESTAR. BIEN. La fila de voluntarios daba la vuelta hasta la siguiente cuadra. Los centros de acopio estaban a reventar. Toda la gente hacia eco de lo que pedian de la excavacion: «Manguera!» Manguera. Manguera! Manguera. Mangueras. Quien tiene manguera. Habia una manguera hace rato. Manguera. A ver amigo… mangueras. … Aca! Por dios que casi me gana la emocion ahi. Estaba en un mar de gente. Jovenes, adultos, hombres, mujeres. Unos formados, otros organizando. Unos separando, otros recibiendo. Quien los trajo ? Quien les dijo que hacer a cada quien ? No habia un lider visible. Pero todos estaban activos. Escuche que habia mas derrumbes y que para otros lados no dejaban entrar. Se me ocurrio que ahi necesitarian mas ayuda. Camine la colonia Roma a obscuras. Calles completas en penumbras. Ni una casa con luz. La gente se veia como siluetas completamente obscuras salvo por uno o dos en cada grupito, iluminados por una luz tenue de un celular. Cargue comida para perro, agua, bolsas con comida enlatada. Pase por varios derrumbes, buscando donde necesitaban ayuda. Y en todos lados, tenian gente. Filas de gente. Me ofrecieron agua, cafe, regresco, horchata, jamaica y tamarindo. LAS TRES! Me ofrecieron tortas, sandwiches, galletas. Tacos de guisado … de chicharoon. Gorditas! Taquerias habian sacado el trompo de pastor, y lo pusieron en el camellon. Ofreciendo pastor al que pasara con casco y tapabocas. Vi a los de … todos los noticieros. Univision, Aristegui. La BBC… canales en espanol que debieron ser de alguna cadena sudamericana. Telemundo. Empezo a llover, repartieron impermeables. Se cansaba la gente, alguien los cubria en la linea. A las 10 de la noche, me acorde que tenia que estar a las 4 de la manana en el aeropuerto para mis ‘vacaciones’. Asi que eventualmente me tendria que ir … Llegue al hotel ya pasando la media noche, casi la 1. Mi reloj vibrando a cada rato de que habia roto mi record personal de pasos dados ese dia. No me acuerdo cuantos fueron. Solo me acorde, al quitarme la ropa mojada, de que todavia habia gente formada cuando me fui. Y si no me tuviera que despertar en 4 horas, probablemente le hubiera seguido. Todo va a estar perfecto. Si, los politicos son unos corruptos. Si, hubo perdidas humanas. Materiales. Hay heridos. Hay damnificados. Pero creo que toda la gente que vio lo que vi, sabe que tambien hay quien se la va a rifar. Quien va a organizarse y cargar pesado porque saben que hay que hacerlo. Ahi la llevamos. Hay que mantenerla! Terremotos, huracanes, volcanes… Ovnis! jaja … Cuando la gente se activa, siempre vamos a estar mejor.

¿Dónde estaba?