Ernesto Casillas – Colonia del Carmen

¿Quién?: Ernesto Casillas

¿Dónde vive?: Del Carmen, Coyoacán

¿Qué nos cuenta?

Estaba bien entrado en el trance de escribir cerca de la fecha de entrega cuando sentí el primer jalón. Apuré la salida del segundo piso y escuché el mosaico romperse entre mis pies y la escalera. Básicamente, corrí, grité y empujé en vano pues al final me decidí por mantener abierta la puerta para que mis vecinos ancianos salieran antes. Ahora me avergüenza pero, entre el caos vial y los vecinos pálidos, pensé: ‘no voy a terminar el ensayo’. Cuando terminó, seguí temblando por mis hermanos que no abandonaron el departamento.

Más que el estadio de C.U. repleto de jóvenes briosos o el acomedido acopio de víveres, me conmovió -desde la intimidad del celular- una ristra de tuits que daba cuenta de cada cosa necesaria, de cada persona disponible, de la solidaridad entre iguales, de los amigos que siempre están y de los desconocidos que hacen de amigos.

Tras el desalojo y la mudanza no queda más que mantener el paso. Aunque se trata de una mudanza a medias. Nuestras cosas y los muebles fueron almacenados, no colocados en un nuevo espacio. Una buena parte de mí se fue, se mudó a un incómodo espacio entre el derrumbe y la reconstrucción. Quizá el edificio no se redujo a escombros, pero ¿de qué sirve un edificio en el que no se puede estar? En la mente traigo aquel famoso ‘no saber adónde vamos, ni de dónde venimos’. Me pregunto ¿quién más será víctima de ese obligado estado de mudanza?

Hoy estoy a la espera, como tantos otros, de qué nueva búsqueda se revela a la vuelta de la esquina. ¿Qué espacio, como arquitecto, voy a rellenar con la imaginación? Y ¿qué soluciones, como ingeniero, voy a proponer? Pero no soy ni arquitecto, ni ingeniero y este texto me rebasa y las circunstancias también.

¿Dónde estaba?