Elizabeth Martínez – Polanco

Quién: Elizabeth Martínez

Dónde vive: Ciudad de México

Qué nos cuenta:

Tan solo un par de horas antes se hacía el simulacro de sismo, en memoria de los que lo vivieron en 1985. Me encontraba en el trabajo, en Polanco.

Luego… no teníamos ni 10 minutos de estar comiendo, cuando sentimos el movimiento. Dejamos comida, salimos del comedor, y empecé a decir que debían meterse debajo de los escritorios que teníamos cerca. Me quedé de pie contemplando a mis compañeros, solo sostenida de un mueble. Por ser parte de la brigada de seguridad, fui a buscar mi chaleco, y en cuanto nos dieron la señal, abrí las puertas para que mis compañeros pudieran salir del edificio.

Después de asegurarnos que no quedaba nadie en el piso, empezamos a bajar los brigadistas que quedábamos. Llegué a la calle, me reuní con mis compañeros, y empecé a marcar a mis amigos y familia.

Después, fueron horas estresantes. Revisar que todos estuvieran bien. Tratar de comunicarme con mi familia que vive en el centro de la ciudad, con mi vecina para verificar que mi casa y mis mascotas, que estaban solas, estuvieran bien. Mis amigos que en ese momento no conocía la ubicación de todos. Mis papás que me confirmaron de inmediato que todo estaba bien.

Después, las labores para sacar cosas del edificio. Tratar de ponerme de acuerdo con todas las personas del piso, subir y empezar a buscar llaves, credenciales y celulares de todos, para poder irnos a casa. Subir y bajar unas cuantas veces… y luego empezar a caminar y ver el caos que era en la ciudad. En el metro no puedes apreciar bien lo que la ciudad ha sufrido, solo lo que llegan a mostrar las cámaras en tele y redes sociales.

Ver como la ciudad, a pesar de esas vidas invaluables que se perdieron, sobrevivió a otra demostración de la fuerza de la tierra. Después de 32 años de que comprobamos que no somos dioses, solo somos humanos que nos hemos encargado de hacer enojar a la tierra, pensando que todo podemos y por eso lo hacemos.

La ciudad se levantará, no tengo duda. Se levantará, aun más fuerte de lo que ya era.

¿Dónde estaba?