Aliza Morgenstern – Doctores

Quién: Aliza Morgenstern

Dónde vive: Poniente

Qué nos cuenta:

Iba camino al centro a comprar unos espejos. Acababa de pasar el eje Lázaro Cardenas para darme vuelta dos cuadras después, pero esperando la luz verde el piso se empezó a mover, volteé a ver si algún camión pasó cerca, pero no. Entendimos que estaba temblando. Una señora en la banqueta trató de agarrarse de algo y decidió correr al camellón seguida de un joven que botó su bici y corrió junto a ella. El coche se zarandeó y busqué cambiarme de carril. Le dije a mi amiga: tenemos que irnos de aquí. Unos policías bloquearon el paso con una tira de plástico amarillo. Mi amiga empezó a rezar pidiendo a Madre Naturaleza que entre en paz, y tenga piedad. Me adelanté unos metros para alejarme del edificio que se movía atrás de nosotras de adelante hacia atrás y dejaba caer polvo. Esperábamos el siga cuando un grupo de jóvenes pasaron corriendo espantados. Otras personas en el camellón gritaban que se había caído un edificio. Waze no servía, en mi guantera no había guía Roji, así que decidí irme de regreso por la perpendicular hacia la derecha. Al salir a esa avenida mucha gente pedía aventón y nos tocaban en el cristal que los llevemos. No nos detuvimos, en cuanto pudimos giramos de nuevo a la derecha para tratar de salir de ahí. El camino que escogimos era regresar por Chapultepec, pero estaban cerrados los accesos y el tráfico se volvió imposible. Le pregunté a un Metrobus por qué no se movía y me dijo que Av. Chapultepec estaba cerrada, nos recomendó irnos por la calle de Puebla. A cada cuadra vimos piedras que habían caído de las azoteas de los edificios, a una iglesia se le cayeron unos adornos de arriba junto al campanario, mucha gente caminaba y corría tratando de salir, pero a donde ibas habían pasado cosas. Llegaban ambulancias (algunos de afuera y yo llorábamos). Para dejarlas pasar, nos movíamos pegados a los estacionados. En uno de los cruces encontramos dos scouts controlando el tráfico, amé su labor. Nos movíamos MUY lento y decidimos bajar al baño y comprar unas aguas. Le puse tres pesos al parquímetro, (por si acaso se les ocurría poner arañas). Al entrar al Seven encontramos todos sus estantes caídos y la mercancía regada en el suelo. Nos dijo la señorita: sólo que paguen exacto porque no tengo luz. También le compramos una botella de agua a los dos scouts que nos agradecieron. Toda la gente veía sus celulares y trataban de comunicarse a sus casas. Algunos tomaban fotos y también pasaban en motos filmando. Pude entonces revisar whatsapp, decían que varios edificios se habían caído por esa zona y que en Medellín y Puebla había fuga de gas. Justo estábamos a dos cuadras de ahí. Pasamos por ahí. No habían mas opciones. Tres horas y media pasaron hasta que al fin pudimos entroncar a Av Chapultepec. Dimos gracias a Ds. Nos salvamos.

¿Dónde estaba?